Wednesday, May 21, 2008

Callejeando...

Viaje no autorizado. Separando los zapatos del cielo se produce el despegue de vuelta al arco iris. Una melodía extraterrestre se empieza a expander en un eco sin retorno y las letras musicales se escabullen en los oídos.
Al pensar en el presente, se detiene el compás del camino y se produce la fusión del ayer con recuerdos desconocidos para el futuro.
Una cala se posa en la mano, de esas que roban sonrisas al alma y se transforman en alegrías.
El camino continúa como si no hubiese final, cuando el comienzo nunca debió existir.
Una herida mal cicatrizada vuelve a aparecer como obstáculo de sequía emocional. Se riega y se cuida, pero parece que ya es crónica. La hemos perdido...
Dando la vuelta sube el latido de un órgano escondido bajo un cuerpo. El día comienza a bajar, y con él, se escucha el susurro inquieto de un corazón dueño de la razón.
Tratando de controlar la situación, la mente juega a perder batallas y a resignarse en la debilidad de los deseos.
No importa al fin y al cabo. Era cuestión de tiempo el asumir melancólicos versos y ahogarlos en un vaso vacío.
Entonces los momentos se volvieron dispersos y las calles se confundieron para los pies cansados de estar atados a una realidad ficticia.
Fueron dos los minutos en eterna oscuridad que todo se tornó claro y luminoso. El atarceder se volvió el punto de regreso.
Día tras día todo comenzó a girar y todo volvió a encajar. Como si fuera normal, el mundo se volvió ruta segura. Aunque había una sensación escondida en el ambiente.
El faro ya no volvía a señalar el camino a los navegantes. Faltaba lo que transformaba el camino en recorrido obligatorio. El faro no era instrumento, era meta.
Dónde callejear si las calles ya no eran las mismas. Lo diferente se convertía en extraño, y lo extraño en falto de sentido.
Los pies ahora andaban descalzos. Un zapato decidió quedarse en el arco iris y el otro se clavó en el suelo para seguir soñando en re-encontrar lo que algún día se perdió y decidió no volver...

3 comments:

ms. hartung said...

bunnylicious definition makes them boys go locooooo

jajaja mi bunny fantasmalmente exoticaa jajajaa
tu no callejeas, tú conejeas!!!!
loriu

Bruno said...

con el respeto que merece la autora...

en mi mente se fusionó un video y la música de "Dopekick" al ritmo de los versos, ya sabes como funcionan estos hijos... cada uno interpretandolos a su gusto ;)

por si tiene sentido para ti tb:

http://youtube.com/watch?v=5E9ordFr8ys

gracias de nuevo,

Bruno

hateful said...

"Dónde callejear si las calles ya no eran las mismas. Lo diferente se convertía en extraño, y lo extraño en falto de sentido"
La vida generalmente, es así; siempre hay momentos en que nada es claro